Cita

Divide las dificultades que examinas, en tantas partes como sea posible para su mejor solución”. René Descartes, filosofo y matemático francés.

jueves, 20 de diciembre de 2012

                                      BUENOS DESEOS PARA EL PRÓXIMO 2013

     En estos días de felicitaciones navideñas y buenas intenciones, que sin embargo se entremezclan con el estado de estrés y tristeza propio de una situación de crisis como la que estamos viviendo últimamente, no sabia muy bien como felicitar la navidad y el fin de año sin que pareciera un poco frívolo, por este motivo he querido hacerlo desde una perspectiva algo diferente.

     Ha venido a mi mente la Teoría de Juegos, utilizada mucho en la investigación en Economía, Sociología, Psicología social y otras ciencias, es una teoría matemática que formalizaron J.V. NEUMANN y O. MORGENSTERN , en la que se describen aquellos juegos en los que no solo interviene el azar, sino que el comportamiento de cada uno de los jugadores afecta al resultado.

     Uno de los juegos mas conocidos de esta Teoría es el Dilema del Prisionero, donde los resultados de cada jugador dependen no solo de lo que haga cada uno de ellos sino también de la actitud de colaboración o competición que decidan adoptar, pero ademas también depende de la confianza que puedan llegar a inspirarse mutuamente.

       Si trasladamos este Dilema a un escenario diferente podríamos describirlo de esta manera:

     Imaginemos que un grupo de supervivientes de un naufragio desembarca en una isla desierta, después de llevar allí algún tiempo se dan cuenta que una vez al año un virus desconocido les provoca una enfermedad que les impide moverse durante dos semanas, por lo que no pueden acceder a los alimentos y necesitan de la ayuda de sus compañeros para sobrevivir. Entre estas personas hay algunos que después de curarse de la enfermedad el primer año, deciden que el tiempo que tienen que invertir en cuidar a su compañeros enfermos les resultaría mas rentable dedicarlo a explorar la isla y hacer acopio de comida que ademas no les interesa compartir, por lo que algunos de sus compañeros mueren a causa de la insuficiente alimentación y cuidados durante su enfermedad.
Al año siguiente cuando vuelve la época en la que la enfermedad reaparece, son menos aquellos que están dispuestos a ayudar en los cuidados durante la enfermedad pero deciden seguir con su conducta de cooperación aunque otros sigan con su conducta de no colaboración, con lo cual a lo largo de los años de repetirse esta situación, cada vez son menos los que colaboran en el bienestar del grupo y se mantiene constante el número de los que no colaboran, por lo que finalmente, después de la muerte de todas las personas que colaboran a lo largo de los años, llega un momento en el que cuando vuelven a enfermar los que decidieron no cooperar ya no tienen quien les cuide, por lo que el resultado final es que ninguno de los que quedaban sobrevive y el grupo se extingue.

      Esta claro que es un ejemplo demasiado simple (para no complicarlo demasiado) y en la vida diaria las situaciones son mucho mas complejas, pero a lo largo de los años muchos investigadores, economistas etc. han mantenido que la única manera de que puedan progresar las sociedades es por medio de la competición de los individuos por los recursos, sin embargo un matemático que recibió el premio Nobel de Economía en 1994 por sus aportes a la Teoría de Juegos, John Forbes Nash estaba en desacuerdo con eso. No se si recordáis la película “Una Mente Maravillosa” que trata de la vida de este matemático, en la película aparece una escena en la que un grupo de chicas entra en el bar donde Nash y sus amigos están conversando y en ese momento después de discutir sobre sus teorías deciden competir para poder ligarse a la chica mas guapa que les gusta a todos, a lo que Nash replica que si compiten todos por conquistarla ella se marchará y que la única manera de que alguno de ellos pueda tener alguna posibilidad es si todos colaboran, estas son sus palabras en la película:

       “Adam Smith decía que el mejor resultado es producto de que cada miembro de un grupo haga lo mejor para si mismo, pero esta teoría está incompleta, el mejor resultado es producto de que todos en el grupo hagan lo mejor para si mismos y para el grupo.”

     En el caso del ejemplo que he expuesto al final el resultado es que el grupo se extingue, pues el beneficio a corto plazo que algunos quieren conseguir conduce a comportamientos que impiden obtener un beneficio mayor a largo plazo, la continuidad del grupo.

      Por todo lo expuesto y para terminar, aunque pueda resultar paradójico en estos tiempos, incluso las matemáticas invitan al optimismo, por lo cual creo que tengo motivos para desearos unas Felices Fiestas y un Prospero Año Nuevo, pues aunque muchos creen que 2013 no sera un buen año (y es posible que así sea), la verdad es que depende de nosotros el resultado final, lo cual me parece un buen motivo para alegrarse, pues si queremos, unidos y luchando todos por el grupo con solidaridad y empatía podemos levantarnos de esta caída y seguir caminando hacia un futuro mejor para todos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada